imagen post

DÍA DE LOS INOCENTES

Este día 28 de diciembre se tiene como costumbre realizar bromas o pedir dinero prestado sin intención de regresarlo a familiares y amigos suponiendo que caen en la trampa. Aunque no siempre fue esa la tradición y que, de hecho, tiene un trasfondo más obscuro, demasiado alejado de lo que en realidad significa.

Esta tradición nace debido a que Herodes I el Grande, había mandado matar a todo niño menor de dos años cuyo nacimiento fuera en Belén, esto con la idea de que privarle de una vida a un bebé Jesús según lo menciona el evangelio de San Mateo quien menciona que el rey tenía miedo de que el nazareno sería aquel que terminaría con su reinado como lo indicaba la profecía.

En el Nuevo Testamento dice que Herodes había esta frente a tres sabios que provenían del Oriente guiados por la estrella de Belén, que hoy son conocidos como los tres Reyes Magos, y que buscaban al Rey de los Judíos que acababa de nacer, por lo cual el Grande les había solicitado que fueran en su busca y le tuvieran al tanto de su paradero, lo cual no pasó ya que no regresaron y esto lo llevo a realizar la matanza un 28 de diciembre.

Gracias a la ingenuidad que le tuvieron los sabios de Oriente al Rey Herodes y a algunas recopilaciones de fiestas que se practicaban en Francia entre las fiestas de Navidad y Año nuevo, se practican las bromas con la simple idea del engaño inofensivo a algún familiar o amigo. Así que hay que tener cuidado este día con no caer en las bromas y recibir la tradicional frase de “Inocente Palomita”.