imagen post

Las Redes Sociales como medio de expresión

Nunca como ahora, las personas hemos tenido la oportunidad de interactuar, dialogar, disentir, proponer, descalificar y hasta ofender, todo gracias a las llamadas benditas redes sociales.
Si hacemos un breve repaso encontraremos que la comunicación, especialmente la dirigida a las masas había sido unidireccional, la prensa escrita, la radio y la televisión, surgidas en ese orden, se apropiaban de la información y hasta podían darle el sesgo que resultara más conveniente a sus intereses o a los de otros que pagaban por ello.
En el caso de la prensa escrita ha mantenido un formato muy estable, los cambios principales son del tipo tecnológico que les ha permitido impresiones a color y el acceso por internet a sus publicaciones, en ocasiones la diferencia está en sus caricaturistas, editorialistas o columnistas, en general el público las califica de acuerdo a sus tendencias, que las tienen, y las leen de acuerdo a sus propias preferencias.
La radio tuvo una evolución lenta, manteniéndose principalmente como el principal medio de entretenimiento del país, se podría hablar de una revolución iniciada por José Gutiérrez Vivó, quien convirtió la radio en una fuente de noticias y de discusión, que les dio categoría de líderes de opinión.
La televisión era la reina de los medios, tenía todo, entretenimiento, documentales, noticias, una gran penetración, hasta en los lugares más pobres se veía una antena de TV, en términos de noticias tuvo su mejor época con Jacobo Zabludovski, en entretenimiento con el programa siempre en domingo con Raúl Velazco, y muchos pasaban sus fines de semana viendo programas deportivos.
Este repaso, aunque muy breve, muestra la poca o casi nula participación de la gente, estábamos en manos de los que manejaban los medios, ellos decían lo que teníamos que creer, ver y oir, no había posibilidad de contradecirlos o de que alguien más supiera que no estábamos de acuerdo, pero llegaron las redes sociales y el panorama cambió radicalmente, ahora la gente pasa más tiempo en su teléfono, ya sea jugando, comprando, buscando o participando en redes sociales, expresando su opinión y defendiéndola o respondiendo.
La gran versatilidad de la comunicación e interacción que podemos lograr a través del internet y de los teléfonos celulares en partículas, hay muchos otros medios que usan el internet por ahora no hablaremos de ellos, ha dado lugar al surgimiento de las redes sociales y a la participación de quien lo quiera en grupos afines a sus intereses, donde pueden intercambiar ideas y mejorarlas entre todos.
También ocurre que muchos por manifestar su oposición a algo, se inscriben en grupos que son claramente opuestos a lo que piensan y entran en situaciones de conflicto que llegan a ser intolerables y los obligan a abandonar esos grupos y a buscar otros donde encuentren afinidad de ideas.
Desde la perspectiva de los que tienen intereses políticos, las redes sociales se han convertido en un medio para buscar adeptos, convencerlos y unirlos a sus causas, al parecer ha resultado un método muy eficiente, es posible encontrar grupos en pueblos o colonias unidos para apoyar una causa política.
Por supuesto que también hay riesgos que considerar, por ejemplo, a veces para pertenecer a un grupo se tiene que compartir datos personales con alguien que finalmente es un extraño, los que saben de tecnología pueden utilizar robots y difundir ideas o noticias que no necesariamente son ciertas, todo con la idea de hacer creer que hay tendencias que apoyan lo que ellos quieren.
Es indudable la fuerza con la que han surgido las redes sociales como medio de expresión, eso y la multitud de posibilidades que ofrecen a los usuarios, hace muy complicado pensar en cuál será su futuro, lo cierto es que nunca habíamos tenido un medio tan democratizador que permite que todos seamos vistos y escuchados, dependiendo de nuestra capacidad y calidad de comunicación el que otros apoyen nuestras ideas.
Para terminar, diré que las redes sociales son tan nuevas y en muchos casos tan incomprendidas, que muy probablemente en corto plazo será necesario pensar en algún modo de legislación que reglamente y regule el uso de las mismas.

Jeremy Vilnie