imagen post

SCHOLZ, EL REEMPLAZO DE MERKEL

Por Ricardo Romero

Se llevaron a cabo las votaciones secretas en el Parlamento Alemán para definir al nuevo canciller de dicho país, el cual dio como ganador a Olaf Scholz líder del Partido Socialdemócrata (SPD), como ya se venía esperando, dando fin así con el mandato de Angela Merkel al frente de la economía más importante de Europa.

Como dicta el protocolo ceremonial para la toma de protesta, Scholz fue a ver al presidente alemán Frank-Walter Steinmeier para que le otorgara su nueva función nombrándolo nuevo canciller una vez realizado el juramento en el Parlamento.

“Scholz parece deber en parte su éxito a hacerse pasar por digno heredero durante la campaña, tranquilo y sin pretensiones, y con las manos cruzadas en un rombo al estilo de Merkel en una imagen que se hizo viral”. “Tal imitación es probablemente el mejor cumplido que podría haberle hecho. A pesar de algunos altibajos durante su largo reinado, Merkel deja el cargo como la política más popular del país, con un 69% de aprobación” Fueron las palabras que se pudieron leer por parte de Holger Schmieding jefe de Berenberg Bank.

Scholz lleva años en la primera línea de la política alemana, por lo que es visto como una garantía de estabilidad y moderación “El canciller Scholz no es conocido por su carisma ni por sus discursos inspiradores. De hecho, en su estilo, su actitud e incluso suspolíticas tienen un increíble parecido con Angela Merkel” menciona Jenny Hill, corresponsal de una cadena estadounidense en Alemania.

Durante la pandemia Olaf supervisó el paquete de financiación de emergencia elaborado por el gobierno federal para ayudar a las empresas y empleados alemanes a sobrevivir el encierro. Además, presidio reuniones del gabinete cuando Merkel se tuvo que ausentar, también contaba con una plataforma para gestionar una cantidad de prestaciones estatales importantes y así poder combatir por una cohesión social, como lo dictan sus raíces de izquierda.