imagen post

CANELO CUMPLE PRONÓSTICO Y KNOCKEA A PLANT

Por Ricardo Romero

El pasado sábado por la noche, en el MGM Grand Arena de las Vegas se realizó la última pelea del año para Saúl “Canelo” Álvarez enfrentando a Caleb Plant por la unificación de los títulos de la OMB; AMB, CMB y FIB en los pesos supermedianos y así ingresar a la historia del boxeo por la conquista de todos los cinturones disponibles en ese peso.

Esta pelea desde que se dio a conocer en conferencia de prensa en Los Ángeles, fue una guerra personal para ambos pugilistas ya que se empezaron a decir de todo en el cara a cara, llegando al punto de los golpes por parte del mexicano, supuestamente por insultos hacia su señora madre, cosa que no le agradó. Al ser algo personal, como lo había mencionado el Canelo, hizo algo que no suele hacer, prometer y dar un pronóstico sobre la pelea asegurando que ganaría por la vía de knockout.

Ya entrados en el combate, el dominio del tapatío fue de principio a fin, buscando jabs y uppercut que pudieran conectar con la humanidad del estadounidense para abrir su guardia, que bajara los brazos para que quedara al descubierto para poder darle el golpe de gracia, así lo fue trabajando Saúl con el coucheo de Eddy Reinoso.

El combate se fue desarrollando conforme al ritmo que dictaba el Canelo, aunque por momentos descuidaba la guardia y Caleb le llegó a conectar algunos rectos directos en su humanidad, destanteándolo un poco, pero sin llegar a ser una amenaza real para llevarse la victoria. El final del combate llegó cuando Álvarez le conecto un golpe que lo mandó a la lona no siendo suficiente para terminarlo en ese momento, al menos solo alargó un poco la pelea ya que, al reincorporarse, el Canelo se fue encima con una serie de golpes que lo volvieron a tirar, de los cuales ya no se pudo levantar Plant y con ello salir victorioso de las Vegas siendo el primer boxeador latinoamericano con todos los títulos de una misma división.